24 julio, 2009

Haz que se pare el mundo, justo en este momento.


Ya sé por qué me gustas. Me gustas porqué siempre, por muy mal que vaya la situación, sonríes. Muestras esa sonrisa tan bonita que tienes y todo lo malo se desvanece, y sólo estamos tú y yo.
Me gustas porqué cuando me acaricias se me pone la piel de gallina y hasta la última de mis terminaciones nerviosas cobra vida propia. Cada una de tus caricias envía una descarga eléctrica por mi columna vertebral y todo el mundo parece desaparecer.
Me gustas porqué cuando tus labios tocan los míos, un montón de mariposas revolotean en mi interior y me hacen cosquillas en la punta de los dedos.
Me gustas, también, porqué cuando sales del agua te acercas a mí y apoyas tus manos en mi hombro, y me salvas de sufrir una insolación. No puedes imaginarte la sensación que provocas en mi cuerpo cuando haces eso.
Me gustas porqué vienes aquí, me coges de la mano y te duermes entre mis brazos, y yo me quedo todo el rato mirándote, acariciándote el pelo, escuchando tu corazón latir, porqué es lo más bonito que puedo hacer. Mirarte y verte respirar, acompasadamente, mientras te abandonas encima de mi cuerpo...
Me gustas porque mientras me pintas estrellas y flores en la mano, me acaricias los dedos, los brazos, y subes por la oreja y luego vuelves a bajar.
Me gustas porqué te estremeces cuando te mordisqueo la oreja, y porqué sé que te encanta que te bese el cuello.
Me gustas porqué eres tú y te da igual no aparentar. Me gustas porqué me tratas diferente a las demás, porqué me mimas y me quieres (a tu manera).
Me gustas porqué eres así. Y sobretodo porqué me haces sentir viva otra vez.

3 comentarios:

  1. Captura su sonrisa, tu piel de gallina, sus labios... Captúralo y guárdalo en lo más profundo de ti...
    Te sigo x)

    ResponderEliminar
  2. Precioso :). Captura esos momentos, y en tus noches más frías, le sentirás a él junto a ti :).

    ResponderEliminar

Acaríciame..